¿Cómo prepararte para una entrevista virtual?

¿Entrevista virtual? Cómo prepararte para ser exitoso en ella

Si en los últimos años has estado en búsqueda activa de trabajo o has participado en un proceso de selección, seguramente has tenido la oportunidad de tener una entrevista virtual (por Skype, por ejemplo). ¿Cómo te preparaste? ¿Recuerdas si hubo algún evento que hubieras querido cambiar?

Hace pocos días salió en redes sociales una entrevista de la BBC que causó un gran revuelo, porque mientras la persona hablaba, al fondo se veían niños entrando a una habitación, y una mamá desesperada tratando de controlarlos.

¿Cómo podemos entonces prepararnos para una entrevista virtual y ser exitosos en ella?

Aquí van algunos tips que seguramente podrán ayudarte!

  1. Separa espacio suficiente tu agenda: así como pensamos en el tráfico o en cuánto tiempo nos tomará en llegar a una entrevista presencial, es esencial que separes en tu agenda el tiempo suficiente para prepararte y tener la conversación.
  2. Busca un lugar en el que te sientas cómodo y donde la conexión a internet sea estable. No hay nada peor que un video congelado, una pregunta que no logramos escuchar, o que se corte la llamada justo en la mejor parte. Si tienes a una persona de mucha confianza, haz algunas pruebas primero y asegúrate de que todo esté bajo control.
  3. Si estás en tu casa, bien sea porque haces home office o por alguna otra situación, prepara el espacio. Encuentra un lugar que no distraiga a tu interlocutor.
  4. Vístete y arréglate de manera adecuada. Aunque las entrevistas sean por videoconferencia o virtuales, la imagen importa. Utiliza ropa con la que te sientas cómodo, pero formal. Piensa como si fueras a estar en una oficina con la persona que está del otro lado del computador. ¿Qué ropa utilizarías?
  5. Asegúrate de que tienes a la persona entre tus contactos, para no perder tiempo valioso tratando de encontrarla en la red.
  6. Ten a la mano algo de tomar. Un poco de agua o tu bebida favorita para hidratarte y mantenerte atento durante tu entrevista
  7. Si por alguna razón estás escuchando mal o el video tuvo problemas, no tengas temor de detener la entrevista, pedir algunos segundos y arreglar todo. ¡A veces la tecnología nos falla a todos! Busca una solución, respira profundo y continua. No pierdas el control.
  8. Si la entrevista es en otro idioma, es bueno tener un lugar donde escribir. Una libreta o block de notas para seguir las ideas, escribir las preguntas que te hagan o anotar aquellas que te surjan

Si tuviste una mala experiencia y te gustaría prepararte hacia el futuro, contáctame. ¡Estoy aquí para trabajar contigo!

Etiquetado como: , ,

5 tips para una hoja de vida efectiva

5 Tips para una hoja de vida efectiva

Seguramente te habrás preguntado alguna vez, ¿qué hace una hoja de vida atractiva? Durante mis años de reclutadora tuve la oportunidad de ver muchos currículos, y aunque no hay una fórmula mágica, sí que es cierto que hay tips que podrán ayudarte a ser más atractivo y pasar el primer filtro del proceso de selección

  1. “Lo bueno, si corto, dos veces bueno”. Famosa frase que expresa lo que todos los reclutadores queremos. ¡Una hoja de vida corta y concisa! 2 hojas máximo. Si la CEO de Yahoo lo logró, ¿cómo es que tú no vas a lograrlo? (https://read.bi/2aeA173)
  2. Utiliza palabras clave. Al igual que cuando haces una búsqueda en Google, las personas que trabajamos haciendo selección y reclutamiento, nos enfocamos en palabras clave que nos faciliten llegar al candidato idóneo. ¿Si yo quisiera encontrar un candidato como tú, qué palabras debería haber en tu hoja de vida?
  3. Nada de valoraciones subjetivas. La hoja de vida es el gancho de entrada a un proceso de selección. Tiene que ser vendedor, pero no es un discurso lleno de ovaciones y cumplidos. Debe demostrar tus logros y poder cuantificarlos. Tu currículo es tu “elevetor pitch” (http://bit.ly/2nJQZ1p) ante un reclutador. Deja las valoraciones subjetivas para la entrevista (“soy proactivo”, “me gusta trabajar en equipo”, “soy un líder innato”), pero sobretodo, esfuérzate por demostrar con hechos, que efectivamente tienes esas características
  4. Orden cronológico inverso. Cuando estés construyendo tu hoja de vida, debes ir siempre de lo más reciente a lo más antiguo. Comienza por hablar de tu trabajo actual, y ve hacia atrás. Igual con tus estudios, siempre deberás indicar primero el título más alto (ej: Maestría) y finalizar con tu grado profesional, técnico, o tecnólogo
  5. No olvides poner tus datos de contacto. Parece obvio, ¿verdad? Sin embargo, te aseguro que hay muchas personas que pasan por alto incluir sus datos de contacto en sus currículos. Incluye un correo electrónico que revises con frecuencia y un teléfono donde siempre estés disponible. Si sales de casa a las 7am y vuelves a las 9pm, el teléfono de allí no es el más indicado.
  6. Y un extra. No incluyas datos o información que sea sensible o susceptible de discriminación (edad, género, estado civil, número de hijos…). Deja solo la información más relevante y necesaria para que quieran saber más de ti.

Por último, si crees que tu hoja de vida no está siendo atractiva, no te sientes seguro del formato que estás utilizando o te gustaría que un experto la revisara y te preparara para tu próxima entrevista, contáctame.

¡Estoy a tu disposición para que trabajemos juntos en desarrollar tu máximo potencial!

Etiquetado como: , , , ,

Me quedé sin trabajo… ¿y ahora qué?

A cuántos de nosotros nos ha pasado esta situación. Amanecemos un día con la tranquilidad de un “trabajo estable” y al siguiente, ya no somos más parte de la compañía.

Foto crédito http://bit.ly/2mco55W

Al principio de mi vida laboral, trabajé en una firma de consultoría donde mi rol consistía en recibir aquellas personas que habían sido despedidas después de años y años (5, 10, 15…) de trabajar en sus compañías. Yo tendría apenas unos 22 años, era mi primer trabajo, y veía llegar a estas personas con la tristeza, el desconsuelo, pero sobretodo, la incertidumbre de decir “¿ahora qué voy a hacer?”

La mayoría de ellos eran personas con muchos años de trayectoria laboral, que desde que habían entrado a estas empresas se habían olvidado por completo de lo que pasaba afuera en el mercado. No sabían qué otro tipo de opciones tenían y muchos de ellos no habían hecho parte de un proceso de selección desde aquel entonces.

¿Por qué nos gusta tanto la seguridad y el confort? ¿Qué hace que nos acomodemos a un puesto, a un salario, a un jefe? ¿En qué momento nos olvidamos de dar una mirada al costado y ver qué pasa a nuestro alrededor?

Muchos años después, y en situaciones diferentes, pude ver otros personas enfrentarse a esta situación de quedarse “desempleados”. Algunos de ellos cercanos a mi, personas a quienes les tengo mucho cariño y respeto. La constante era la misma. Sentimientos de tristeza porque la compañía les había fallado, porque lo habían entregado todo y ahora se quedaban en el limbo.

Hoy debo reconocer que esta situación puede ser verdaderamente traumática, generar desconsuelo, ansiedad y tristeza. No estamos preparados para esto. No hacemos un ejercicio conciente de pensar ¿qué pasaría si hoy me quedara sin trabajo?

Sin embargo, creo que siempre, sin importar las razones por las cuales se haya salido de una organización, se está frente a una oportunidad de hacer un alto en el camino y pensar en uno mismo.

Quedarse sin trabajo es la oportunidad de volver a soñar, reformularse el camino profesional y descubrir que existen muchas opciones para ser feliz. No se trata de una industria, de una organización, de un empleo. Se trata de uno mismo. ¿Qué quiero ahora, dónde me gustaría trabajar, para qué soy bueno?

Los invito a que juntos cambiemos el paradigma. Dejemos de preguntarnos ¿por qué a mí o por qué ahora?

Piensa en todas aquellas cosas que dejamos a un lado por no tener tiempo. Aprovecha este momento para preguntarte: ¿dónde están tu pasión, tu talento y tus habilidades? ¿Están alineadas con lo que te gustaría hacer?

Si necesitas ayuda y quieres orientación profesional, contáctame. Juntos lo podremos resolver.

¿Tienes dudas o te gustaría ponerte en contacto conmigo? Escríbeme a catalina@cgrconsultoria.com

Etiquetado como: , , , , , , ,